Hace tiempo que te venimos hablando de la eyaculación precoz, por lo que ya tendrás bastante información si has ido siguiendo el blog (y si no siempre estás a tiempo de echar un vistazo, para ello simplemente  haz clic aquí). Sin embargo, nunca hasta ahora te había hablado de la serie de mitos que hay en torno a la eyaculación precoz. Hoy te vengo a proponer que examinemos de cerca esos mitos y veamos si se sostienen en la realidad o son pura fantasía. Así que adentrémonos juntos en los 7 mitos frecuentes en torno a la eyaculación precoz, ¿verdad o mentira?

 

7 mitos frecuentes en torno a la eyaculación precoz, ¿verdad o mentira?

 

Estoy segura de que conoces muchos más mitos en torno a la eyaculación precoz que estos 7 que vamos a tratar hoy aquí. Lo de hoy es sólo una breve aproximación y tan sólo he escogido los 7 mitos más frecuentes en torno a la eyaculación precoz. Estoy segura de que has oído alguna vez alguno de ellos. Vamos a verlos a continuación:

 

1. La eyaculación no se puede controlar, al menos la mía

Esta es una creencia muy extendida entre los hombres que acuden a mi consulta, sobre todo durante las primeras sesiones. La causa de ello es la eyaculación precoz que vienen experimentando, normalmente desde hace años.

 

Sin embargo, te tengo una buena y una mala noticia:

  • La mala noticia es que, efectivamente si estás leyendo esto, seguramente sea cierto que ahora en este preciso momento tengas dificultades para controlar tu eyaculación.
  • La buena noticia es que, aunque te cueste controlar tu eyaculación, eso no significa que sea imposible. Simplemente significa que a lo mejor necesitas algo de ayuda (clica en Tengo eyaculación precoz: ¿qué hago? si quieres saber más. En concreto te recomiendo que leas especialmente este artículo: los 3 primeros pasos a seguir si tienes eyaculación precoz).

 

De hecho, si hablaras sinceramente con tus amigos sobre la eyaculación precoz te darías cuenta de que sí, efectivamente: hay hombres como tú que actualmente necesitan ayuda para controlar su eyaculación. Pero también hay otros que: o no han sufrido nunca de eyaculación precoz (muy pocos), o lo han solucionado (clica aquí para leer 3 posibles soluciones).

 

El autoconocimiento es clave para ello, pero en muchas ocasiones con eso no basta. Si no sabes donde mirar no es suficiente con eso por lo que en la mayoría de las ocasiones se necesita ayuda para lograrlo.

 

Y habitualmente además te habrás dado cuenta de que la eyaculación precoz no te sucede en el 100% de tus relaciones sexuales. Siempre suele haber un porcentaje de veces, escaso al principio, de control eyaculatorio. Esto es suficiente para darte cuenta de que sí, que hay ocasiones en las que incluso tú controlas tu eyaculación. Por este motivo esta creencia no es más que eso: un mito totalmente falso.

 

2. Pensar en otras cosas durante el sexo mejorará mi eyaculación precoz

Otra creencia muy habitual entre los hombres, con y sin eyaculación precoz. Creen que si piensas en otras cosas mientras estás manteniendo relaciones sexuales disminuirá tu excitación. Y por lo tanto te permitirá durar más tiempo manteniendo relaciones sexuales y retrasará tu eyaculación.

 

Habitualmente los hombres con esta creencia durante el sexo piensan cosas extrañas. Cosas que no tienen nada que ver con lo que está sucediendo en ese momento. Un ejemplo de esto es: pensar en ese coche que se quiere comprar, o en esa silla extraña que ha visto hace un momento…

 

Esta técnica puede que le funcione a algún hombre en algún momento para alargar el tiempo de coito. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones lo único que hace es distraer del momento presente.

 

Por no hablar de que no se disfruta plenamente la relación sexual ya que no son pensamientos agradables los que se están viviendo. Así que una vez más esta creencia no es más que eso: un mito totalmente falso.

 

3. El uso de drogas durante el sexo hace que éste sea mejor

Aunque es cierto que algunas drogas, como la cocaína, por ejemplo, retrasan la eyaculación pueden provocar otros problemas sexuales. Problemas como la disfunción eréctil, por ejemplo, por lo que al final no se terminan de disfrutar las relaciones sexuales.

 

Si quieres saber porque tomar drogas no te ayudará a superar tu eyaculación precoz puedes leer ya los artículos sobre el alcohol y la cocaína. Para leer más sobre más drogas tendrás que estar atento a este blog. Sea como fuere esta creencia resulta ser como las anteriores: un mito totalmente falso.

 

4. La masturbación aumenta la eyaculación precoz

Esta creencia es totalmente falsa y se da sobre todo en hombres jóvenes que se masturban rápidamente a escondidas. Esto les genera una gran ansiedad. Ese es el problema en realidad: el masturbarse a escondidas y querer terminar rápido por miedo a que le descubran.

 

No es el mejor de los comienzos por la ansiedad generada. Sin embargo, si no se alarga en el tiempo no tiene por qué constituir un problema sexual que afecte al hombre más adelante.

 

Y en realidad, la masturbación disminuye la eyaculación precoz. Esto es así por dos motivos principales: el primero de ellos, como ya te lo comenté en este artículo, es que una de las causas de la eyaculación precoz es cuanto hace que no mantienes sexo contigo mismo o con tu pareja.

 

Por lo que si hace mucho es habitual que sufras algún episodio de eyaculación precoz. Es como si tu cuerpo se desacostumbrara a durar tanto, así que cuanto más tiempo pases sin tener relaciones sexuales menos tiempo durarás.

 

El segundo motivo es que los hombres no pueden eyacular dos veces seguidas. No pueden al menos mientras están manteniendo relaciones sexuales con una misma persona.

 

Esto es así porque tienen lo que se llama un período de latencia. Es decir, que debe de pasar un tiempo entre una eyaculación y la siguiente. Y cuanta más edad tengas, más tiempo durará este período de latencia.

 

Esto puede ser de mucha ayuda para un hombre con eyaculación precoz. El motivo es muy simple: si te masturbas antes de mantener relaciones sexuales después tardarás más en eyacular cuando estés en la relación sexual con tu pareja.

 

5. Los ejercicios de Kegel mejoran la eyaculación precoz

Esta creencia es la primera de la que te voy a hablar que es verdadera, pero con matices. Y es que es verdadera para los hombres con una causa física de su eyaculación precoz.  O lo que es lo mismo: para el 10% de los hombres con eyaculación precoz aproximadamente. En el 90% restante lo más probable es que no ayude a disminuir la eyaculación precoz porque no es ninguna de sus causas.

 

Y mejora la eyaculación precoz en el 10% de los hombres siempre y cuando se realicen los ejercicios de Kegel correctamente. En futuros artículos te hablaré de los ejercicios de Kegel en profundidad y como realizarlos correctamente, estáte atento al blog.

 

De todas formas, puedes acudir a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico o a un urólogo si necesitas ayuda para realizar adecuadamente los ejercicios de Kegel.

 

6. La eyaculación precoz causa infertilidad

Esta es otra creencia muy extendida y es que es fácil suponerlo. Si un hombre eyacula rápido, en muchos casos incluso antes de la penetración, esto afectará a la fertilidad de la pareja. Lo que supondrá un problema a la hora de querer tener un hijo.

 

Pero la realidad es que, según los datos de los que disponemos, no existe evidencia científica de esto. La infertilidad no se encuentra dentro de las consecuencias provocadas por la eyaculación precoz. Por lo tanto, un hombre con eyaculación precoz puede ser padre exactamente igual que otro si así lo desea.

 

7. Existen medicamentos que mejoran la eyaculación precoz

Los más efectivos son los llamados Inhibidores de la Recaptación de Serotonina o ISRSS. Los más usados son: la dapoxetina, la paroxetina, la sertralina, la fluoxetina o el escitalopram. Seguro que has oído hablar del priligy, por ejemplo.

 

Cuando no funcionan también se usan analgésicos, como el tramadol, o inhibidores de la fosfodiesterasa-5. Estos últimos sirven para la disfunción eréctil, aunque también se usan en la eyaculación precoz como el sildenafil, tadalafilo o vardenafil.

 

Esta creencia está basada en hechos reales, pero con matices: es verdadera para los hombres con una causa física de su eyaculación precoz (el 10%). En el 90% restante lo más probable es que no ayude a disminuir la eyaculación precoz porque son de causa psicológica.

 

Además, con el uso de medicamentos debes tener en cuenta varias cosas: tienen un coste para tu cuerpo porque tienen efectos secundarios. Y también tienen contraindicaciones, es decir, que no todo el mundo puede tomarlos.

 

Si vas a tomar alguno de estos medicamentos es mejor que lo consultes con tu médico. Un médico especializado, o sea un urólogo, es el que mejor podrá asesorarte. Nunca, y repito: NUNCA lo uses bajo tu cuenta y riesgo.

 

Para saber más sobre la eyaculación precoz, el problema sexual más frecuente en los hombres, estate atento a este blog, iremos dando información que seguro resultará de tu interés. Puedes suscribirte con el formulario que hay arriba a la derecha.

 

Si no puedes esperar o quieres saber aún más siempre puedes ver el vídeo de la consultoría gratuita, seguro que aprendes mucho. Es totalmente gratuito, para poder apuntarte a verlo tan sólo haz clic aquí.

 

Y si te ha parecido interesante el artículo, no te olvides de compartirlo para que otras personas también puedan aprovecharlo.

 

 

¡Ayúdame a ayudar! ¡Haz clic para valorar este artículo: Desde 5 estrellas si te ha gustado mucho a 1 estrella si no te ha gustado nada! ¡Es totalmente anónimo, nadie sabrá que has sido tú!
(Votos: 9 Promedio: 5)
Comparte