Ya hemos hablado mucho de la eyaculación precoz (podéis echar un vistazo al blog) y hoy vamos a hablar de un tema que está muy relacionado: la ansiedad anticipatoria. En concreto vamos a hablar de reconocer tu ansiedad ante las relaciones sexuales.

 

¿Para qué quiero reconocer mi ansiedad ante las relaciones sexuales? ¿En qué afecta a mi eyaculación precoz?

 

Es importante que detectes cuando sufras de ansiedad ante las relaciones sexuales por una simple razón que no me canso de repetir: la información es poder. Sí como lo lees, la información es poder, o dicho de otro modo: cuánto más información y conocimiento tengas sobre tu ansiedad más fácil te resultará deshacerte de ella.

 

Vale, pero ¿en qué afecta a mi eyaculación precoz? Como ya te expliqué en el artículo 10 causas frecuentes de la eyaculación precoz, que puedes leer clicando aquí, la ansiedad sexual es una de las múltiples causas que tiene la eyaculación precoz. Puedo asegurarte que si te deshaces de la ansiedad ante las relaciones sexuales tu eyaculación precoz también mejorará. Y creo que eso es algo que te interesa, ¿verdad? Sí es así continúa leyendo.

 

¿Cómo reconocer tu ansiedad ante las relaciones sexuales?

 

Es habitual que tras un episodio de eyaculación precoz aparezca un cuadro de ansiedad anticipatoria cuando el hombre que la sufre piensa en volver a mantener relaciones sexuales, sobre todo con otra persona, aunque también se produce ante la sola idea de la masturbación.

 

Ansiedad anticipatoria, ¿qué es eso?

 

Antes que nada, vamos a descubrir a qué nos referimos cuando hablamos de ansiedad anticipatoria. La ansiedad es una activación del cuerpo y de la mente, un estado de alarma ante un posible peligro que la persona detecta que puede producirse. Y ansiedad anticipatoria es aquella que sufre la persona tanto ante la incertidumbre como ante la necesidad de controlar tanto un evento futuro como sus propios pensamientos sobre ese evento. Normalmente está asociado a unas expectativas muy elevadas (para saber más consulta 10 causas frecuentes de la eyaculación precoz clicando aquí)

 

Síntomas físicos

 

1. Tensión muscular.

El cuerpo se encuentra tenso y activado, en estado de alarma. Los músculos sufren una presión interna como si estuvieran sometidos a un gran esfuerzo.

 

2. Sudoración.

El esfuerzo de los músculos provoca una transpiración de sudor en la piel de la persona para eliminar toxinas del cuerpo.

 

3. Hormigueo en cara, manos y piernas.

Se produce una sensación de cosquilleo más o menos intenso como si corrieran hormigas por el cuerpo. Se produce en cara, manos y piernas.

 

4. Palpitaciones y/o taquicardia.

La frecuencia de los latidos del corazón aumenta pudiéndose producir palpitaciones y/o taquicardias.

 

5. Cefaleas.

La activación del cuerpo produce dolores de cabeza más o menos intensos.

 

6. Disnea.

La activación de los pulmones y las vías respiratorias hace que la respiración se acelere y puede producir dificultad para respirar.

 

7. Mareos y náuseas.

La activación del cuerpo produce que todo te de vueltas, pudiendo llegar a perder la consciencia momentáneamente si es muy brusco. También puede producir ganas de vomitar.

 

8. Malestar digestivo.

La activación del cuerpo activa también el estómago y los intestinos produciendo más o menos grado de malestar.

 

Síntomas psicológicos

 

La ansiedad anticipatoria se produce cuando el hombre repite en su mente, de forma repetida, escenarios catastróficos en los que todo sale mal. Pueden ser reales, haber sucedido antes o no. Estos pensamientos repetidos constantemente favorecen las profecías autocumplidas o predicciones que causan que algo malo suceda. Puedes leer más en 10 causas frecuentes de la eyaculación precoz clicando aquí o en 10 consecuencias frecuentes de la eyaculación precoz clicando aquí.

 

Tengo ansiedad ante las relaciones sexuales… ¿y ahora qué?

 

Como ya te comenté en artículos anteriores y te repetiré hasta el cansancio, el darse cuenta de que tienes un problema de ansiedad y sexual es el primer paso pero no es suficiente. Para evitar que tu problema de ansiedad y sexual vaya complicándose es importante que acudas al especialista. ¿Y por qué al especialista? por qué es un profesional cualificado que te entenderá y te acompañará durante todo tu proceso de crecimiento erótico.

 

Lo primero que tienes que hacer es evitar evitar. Sé que estás tentado de evitar mantener relaciones sexuales con tu pareja o incluso de evitar masturbarte, pero no te lo recomiendo. Puedo asegurarte que cuanto más evites tener relaciones sexuales más crecerá tu nivel de ansiedad ante ellas. Por no decir que también empeorará la gravedad de tu eyaculación precoz (si no sabes de que te hablo lee el artículo de ¿Qué tipos de eyaculación precoz hay? clicando aquí). Y supongo que no quieres eso, ¿verdad? Si es así continúa leyendo.

 

Y lo segundo que tienes que hacer si tienes pareja es encontrar un momento para hablar y comunicaros sinceramente el uno con el otro sobre tu problema de ansiedad que está afectando a vuestra vida sexual. Y luego deberéis decidir si intentáis solucionarlo por vuestra cuenta y riesgo (cosa que no os recomiendo ya que podrían complicarse mucho las cosas) o si acudís los dos a terapia. Para saber por qué el que acudáis los dos a terapia es el 90% de la solución puedes leer este artículo clicando aquí. Si no tienes pareja puedes saltarte este paso.

 

Una vez os habéis decidido a buscar ayuda profesional, sólo os queda encontrar al profesional adecuado. Os recomiendo que sea alguien especializado en terapia sexual. Para la ansiedad ante las relaciones sexuales basta con ir a un psicólogo especializado en terapia sexual, o psicólogo-sexólogo. En Psiconieves podemos atenderos si pedís cita, para ello clicad aquí y tendréis la información para hacerlo.

 

Para saber más sobre la eyaculación precoz, el problema sexual más común en los hombres, estate atento a este blog, iremos dando información que seguro resultará de tu interés. Puedes suscribirte con el formulario que hay arriba a la derecha.

 

Si no puedes esperar o quieres saber aún más siempre puedes ver el vídeo de la consultoría gratuita, seguro que aprendes mucho. Es totalmente gratuito, para poder apuntarte a verlo tan sólo haz clic aquí.

 

Y si te ha parecido interesante el artículo, no te olvides de compartirlo para que otras personas también puedan aprovecharlo.

 

Comparte