Hace tiempo que te venimos hablando de la eyaculación precoz, por lo que ya tendrás bastante información si has ido siguiendo el blog (y si no siempre estás a tiempo de echar un vistazo, para ello simplemente haz clic aquí). Sin embargo, me he dado cuenta de que muchos de vosotros os preguntáis si la eyaculación precoz es una enfermedad. Y, por lo tanto, os preguntáis si necesitáis ayuda o si, por el contrario, es una etapa normal de vuestro aprendizaje sexual. Así que hoy te vengo a proponer que examinemos juntos está cuestión básica para tu sexualidad y veamos que hay detrás de la gran pregunta: ¿es la eyaculación precoz una enfermedad?

 

¿Qué es una enfermedad sexual?

 

Cómo te he dicho vamos a hablar de la gran pregunta que a muchos hombres os preocupa: ¿es la eyaculación precoz una enfermedad?. Esta es una pregunta que también nos hemos planteado creo que prácticamente todos los expertos que dedicamos nuestra vida a la sexualidad humana. Pero antes de entrar en si la eyaculación precoz es una enfermedad es necesario que definamos qué es para nosotros una disfunción sexual.

 

Y ahí empieza el meollo del asunto. Con los problemas sexuales, como con el resto de los problemas psicológicos, la línea entre la salud y la enfermedad es muy fina. De ahí que nos cuestionemos continuamente si realmente lo que tenemos delante es una enfermedad o no.

 

Normalidad versus alteración

 

Creo que todos coincidimos en que una disfunción sexual es una alteración de la sexualidad del individuo o la pareja. Para salir de dudas de lo que eso incluye está claro que los sexólogos contamos con la ayuda de manuales diagnósticos, como el DSM-V o el CIE-10 por ejemplo. O lo que es lo mismo, numerosos profesionales del sector, que han atendido a miles de personas, se pusieron de acuerdo sobre lo que era normal y lo que no.

 

Esto lo hicieron en base a su experiencia profesional para poder clasificar y de este modo ser capaces de ayudar más y mejor a las personas que atienden. Y de este modo crearon estos manuales que se revisan cada cierto tiempo para ir actualizándolos en base a los nuevos avances y descubrimientos.

 

Sin embargo, aunque no tengas manuales diagnósticos tú como hombre te haces ya una idea de sí lo que te sucede es normal o no. Por lo que te dicen, por lo que ves o has visto o por tu propia experiencia pasada tú ya tienes una idea de si es normal lo que te sucede o no. También puedes tener más información en esta sección del blog.

 

¿Es la eyaculación precoz una enfermedad?

 

Y tal y como bien dicen algunos estudios críticos que tengas un problema puntual no significa que ya tengas una disfunción sexual. Está claro que el control de la eyaculación forma parte del aprendizaje sexual por el que pasan muchos hombres jóvenes.

 

Sin embargo, también es cierto que hay muchos hombres que tienen serias dificultades para controlar su eyaculación y que necesitan ayuda profesional para lograrlo. Estos hombres cumplen con una serie de criterios para ser clasificados como que sufren de eyaculación precoz. No es que les pase a todos los hombres, pero la eyaculación precoz es una disfunción sexual muy común entre los hombres.

 

«Enfermedad sexual» versus «Disfunción sexual»

 

Sin embargo, te he hablado ya muchas veces de la importancia de las palabras. Y cuando se habla de las disfunciones sexuales se habla exactamente de eso, o sea, de disfunciones y no de enfermedades. Por lo tanto, la eyaculación precoz es una disfunción sexual.

 

«¿Y qué diferencia hay?» me dirás. Si buscas «enfermedad» y «disfunción» en el diccionario de la RAE quizás no haya mucha diferencia. Pero la diferencia está a nivel cognitivo y social.

 

Una persona con una enfermedad sexual es alguien que está «enfermo», con todo lo que ello implica para tu mapa mental y el de los que te rodean. Y es un concepto bastante amplio que incluye ideas no demasiado buenas normalmente sobre lo que significa estar «enfermo». En cada palabra hay unidos una serie de prejuicios, suposiciones y demás «verdades» heredadas de la sociedad y de nuestro entorno.

 

En cambio, en la palabra «disfunción» esa serie de prejuicios y suposiciones aún no han cogido el cariz malsano que tiene alguien «enfermo». Por el contrario, una «disfunción» es, como la propia palabra indica, algo que se ha desviado de su función. O, dicho de otro modo: un hombre que sufra de una disfunción sexual es un hombre que se ha desviado de su camino hacia el placer y necesita ayuda para volver a él. Todo es cuestión de percepción.

 

La ayuda más eficaz: consultar con el especialista

 

Teniendo esto en cuenta, existen muchos tipos de ayuda. Sin embargo, si sufres de eyaculación precoz el compartirlo con un especialista sin duda es la más efectiva para mejorar tu vida sexual. Como ya te comenté en artículos anteriores la eyaculación precoz es el problema sexual más frecuente en los hombres y también es muy angustioso. Ante la eyaculación precoz se crea un círculo vicioso en el que la reacción emocional del hombre y la pareja a la disfunción puede incrementar y perpetuar el problema.

 

Puede provocar baja autoestima y falta de confianza entre otras consecuencias y quienes lo sufren aseguran también que perjudica su vida íntima y sentimental al no satisfacer a la pareja. El primer paso para deshacerse de ella es acudir a ver al especialista. ¿Y por qué al especialista? por qué es un profesional cualificado que te entenderá y te acompañará durante todo tu proceso de crecimiento erótico.

 

Lo primero que tienes que hacer si tienes pareja es encontrar un momento para hablar y comunicaros sinceramente el uno con el otro sobre tu problema con la eyaculación precoz que está afectando a vuestra vida sexual. Y luego deberéis decidir si intentáis solucionarlo por vuestra cuenta y riesgo (cosa que no os recomiendo ya que podrían complicarse mucho las cosas) o si acudís los dos a terapia. Para saber por qué el que acudáis los dos a terapia es el 90% de la solución puedes leer este artículo. Si no tienes pareja puedes saltarte este paso.

 

Una vez os habéis decidido a buscar ayuda profesional, sólo os queda encontrar al profesional adecuado. Os recomiendo que sea alguien especializado en terapia sexual. Para la mayoría de los problemas sexuales con ir a un psicólogo especializado en terapia sexual, o psicólogo-sexólogo, es suficiente. En Psiconieves podemos atenderos si pedís cita, para ello clica aquí y tendrás la información para hacerlo.

 

Si quieres tener información más detallada sobre dónde acudir también puedes leerte el artículo de hace unos meses, en el que te hablaba justamente de eso.

 

Para saber más sobre la eyaculación precoz, el problema sexual más frecuente en los hombres, estate atento a este blog, iremos dando información que seguro resultará de tu interés. Puedes suscribirte con el formulario que hay arriba a la derecha.

 

Si no puedes esperar o quieres saber aún más siempre puedes ver el vídeo de la consultoría gratuita, seguro que aprendes mucho. Es totalmente gratuito, para poder apuntarte a verlo tan sólo haz clic aquí.

 

Y si te ha parecido interesante el artículo, no te olvides de compartirlo para que otras personas también puedan aprovecharlo.

 

 

¡Ayúdame a ayudar! ¡Haz clic para valorar este artículo: Desde 5 estrellas si te ha gustado mucho a 1 estrella si no te ha gustado nada! ¡Es totalmente anónimo, nadie sabrá que has sido tú!
(Votos: 13 Promedio: 5)
Comparte